Es un espacio para compartir mi visión de la Felicidad y sus vínculos con todos los aspectos de la vida, el hogar, el amor, los afectos, el trabajo, la sociedad, la política, la educación, la economía, la ciencia, la empresa y más.
La Felicidad es una tarea individual y colectiva, requiere un esfuerzo constante de todos nosotros, se relaciona e influye en todo, es un elemento vital para tener un mundo mejor.

lunes, 28 de abril de 2014

Felicidad y espiritualidad


Existe otro elemento vinculado a la felicidad y la higiene mental, es la espiritualidad. Más allá de creencias religiosas, es un elemento constante en todos nosotros, saber de donde venimos y a donde vamos, es fundamental en la búsqueda de la paz interior y la felicidad.

Lo trascendente, el sentirnos parte del universo en el que vivimos y en armonía con él, también es algo en lo que debemos trabajar de forma constante, utilizando la filosofía, la metafísica, la física y las distintas religiones, sea con unas u otras, o con todas esas disciplinas al mismo tiempo.

La búsqueda de nuestros orígenes, nuestra función en este transito por el universo, nuestro destino final (¿o un nuevo destino transitorio?), nos plantea muchas preguntas, desafíos provenientes desde el origen de los tiempos y que nos han llevado y nos llevarán por caminos insospechados que debemos transitar sin miedo, con alegría, optimismo y felicidad.

sábado, 26 de abril de 2014

Aprecio y felicidad

Despreciar, desdeñar, no tener en consideración, los aportes de todo tipo que los demás nos pueden brindar, es tal vez la mayor ofensa que podemos hacer a alguien. Hasta de las cosas negativas que nos puedan hacer llegar, podemos sacar provecho y aprender mucho, por lo cual debemos aceptar y apreciar en su justa medida todo aquello que pongan en nuestras manos. Debemos recibir esas cosas con alegría, más allá de la cosa, pues lo importante es la intención y el sentimiento con el cual fue realizado.
Apreciar en su justa medida, implica alegrarse y sentirse feliz, independientemente de la intención , puesto que en caso de apreciar algo negativo, debemos alegrarnos y sentirnos felices por darnos cuenta y poder evitar sus consecuencias, además de haber logrado un mayor conocimiento de quién hizo el aporte. Si apreciamos algo positivo, sentiremos alegría, felicidad y regocijo, por encontrarnos con algo bueno y que nos aportará mayores alegrías futuras.

Apreciar, aceptar todo lo que nos rodea como parte del caótico universo en el que vivimos, es parte de nuestra tarea diaria, vivir cada día intentando ser lo más feliz posible.

viernes, 25 de abril de 2014

Color, armonía y felicidad

Hay que darle color a la vida, y además sabores, aromas, texturas y sonidos agradables, desde nuestra indumentaria, hasta las cosas utilizadas para las distintas actividades que llevamos a cabo cada día. Las combinaciones que más nos gusten, en todo aquello que tenemos a nuestro alrededor, estimula nuestros sentidos. Es otra forma de poner a trabajar nuestro laboratorio bioquímico interno, para ser felices.
Estar a gusto con lo que nos rodea, es vital para nuestra variada paleta de colores interna, cuanto más multicolor, mayor alegría y optimismo que también podremos volcar en los demás, para que pinten sus vidas con colores alegres que generen felicidad y armonía.

jueves, 24 de abril de 2014

Fracaso y felicidad


¿Se puede ser feliz en el fracaso?

Evidentemente, en una situación de fracaso, lo que predomina es la sensación de zozobra, la desilusión, la frustración por no haber logrado el o los objetivos preestablecidos. Nos quedamos pensando en lo que hicimos mal, nos flagelamos pensando en nuestra falta de atención e impericia al momento de tomar determinadas decisiones, o en lo infundado de nuestros objetivos, tanto por carencia de información, como por exceso de confianza, o cayendo en la simpleza de pensar que fue culpa de los demás.

Entramos en un circulo vicioso de negatividad, que nos conducirá por caminos nocivos, de más frustración, haciéndonos perder la alegría de vivir y sintiendo que el mundo se nos cae encima.

Es así y todos en algún momento de nuestras vidas, hemos pasado por situaciones de este tipo en las diversas actividades y facetas que desempeñamos. Más tarde o más temprano hemos salido de ellas, gracias a que nos pudimos dar cuenta ( por nuestros propios medios, o por la ayuda de alguien que nos dio un sacudón), de que era necesario un cambio de rumbo.

Aquí está la relación, pues ese cambio es el generador de nuevos objetivos, nos ilusiona e inspira, trae aire fresco, alegría de vivir y felicidad.

Tanto para los éxitos como para los fracasos, debemos tener planes de contingencia, pues ambas situaciones marcan un final que solo implica el principio de algo nuevo.

martes, 22 de abril de 2014

Motivación y felicidad




La vida cotidiana requiere motivación, desde la vida familiar hasta el ámbito laboral, debemos mantenernos motivados y motivar a quienes nos rodean. No es una tarea sencilla, requiere de conocernos a nosotros mismos, de conocer y entender a quienes nos rodean.

Es una búsqueda constante, de todos aquellos elementos que inspiran, ilusionan, generan buen clima y compromiso, requiere de dialogo permanente, de saber escuchar, de captar el lenguaje no verbal para detectar los elementos nocivos.

Exige un análisis de todos esos detalles, para poder trazar un plan de acción que se debe bazar en la honestidad, la claridad, la alegría y la felicidad que implica tener objetivos comunes concretos y realizables, tanto en el largo plazo como en el corto plazo.

La motivación es una sumatoria de muchos elementos que nos hacen felices, por medio de esos pequeños éxitos que vamos logrando cada día.


La foto es cerca de Riaño.

lunes, 21 de abril de 2014

Decálogo para la felicidad

1- Cubrir las necesidades básicas.

2- Rodearnos de buenas personas.

3- Tararear una canción siempre que se pueda,, la que más nos guste, la que nos salga.

4- Pensar de forma positiva, generar ideas y proyectos constantemente, para no caer en la rutina.

5- Intentar llevar a la práctica aquellas ideas que sean factibles, sin prisa, pero sin pausa.

6- Hacer y desarrollar aquellas cosas que nos gusten, sin perjudicar a los demás.

7- Esbozar una sonrisa y especialmente cuando nos encontramos con otras personas.

8- Saludar cordialmente, manteniendo una interacción cálida y amable en todo momento.

9- Ayudar, ser solidario, y amar sin esperar nada a cambio.


10- Recordar que el éxito es efímero y nos indica el reinicio del sistema.

jueves, 17 de abril de 2014

Crisis y felicidad

¿Se puede ser feliz en estos tiempos de crisis?
Yes, we can!!!!! Este simple y aparentemente tonto eslogan, encierra un gran contenido, algo sumamente esperanzador.
Es así, en la medida que consideremos, el factor crisis como punto de inflexción, como el punto de cambio de estado, como el umbral para el salto cuántico. Y actuemos en consecuencia, aprendiendo de los errores, para construir una sociedad mejor, desde nuestra unidad cuántica, desde nuestra caótica partícula próxima a la ebullición.

Son tiempos de oportunidades, de invertir para estar en mejores condiciones para afrontar el futuro. Es el momento de sembrar con mayor ahínco, en todos los aspectos de la vida, significa trabajo duro y muchas veces nos cuestionamos si vale la pena por la situación, por el momento, y siempre vale la pena, pues de nosotros depende nuestra felicidad y la de nuestro entorno. Siempre se puede ser feliz, en la abundancia y en la pobreza, nosotros somos el factor determinante.

martes, 15 de abril de 2014

Futuro y felicidad


Venimos sumergidos en una vorágine economicista, producto de la inteligencia práctica que nos ha transformado de un modo sorprendente en los últimos 30 años. Los avances científicos y tecnológicos han cambiado nuestra forma de ver el mundo, nos han facilitado tanto las cosas que solo vemos por esos ojos.

No todo puede ser medido en función de la rentabilidad financiera, u otros parámetros economicistas meramente técnicos que se han distanciado mucho de aquellos originales, donde lo predominante era lo humano.

Es necesario un paso hacia la inteligencia emocional, hacia la calidez humana, la alegría, la ilusión, la motivación y la felicidad que nos causan las cosas simples de la vida. Debemos tener cuidado de no caer en la arrogancia de aquellos últimos y decadentes atalantes, auto-destruidos en su egoísmo y vanidad.

De nosotros depende, somos quienes estamos haciendo el futuro y los últimos guardianes del más preciado bien común, la felicidad. Aquí está el área de trabajo más importante de cara al futuro, desarrollar nuestra inteligencia emocional, para preservar ese maravilloso bien común que nos diferenciará de las máquinas.

¿Seremos capaces? ¿Estamos dispuestos al esfuerzo que implica? Pues si no lo estamos, ya sabemos lo que nos dice la historia mítica, ¿seguiremos el camino de los atalantes?

lunes, 14 de abril de 2014

Sorpresa y felicidad


Si alguna vez hemos sorprendido a alguien, o si hemos sido sorprendidos gratamente, podemos recordar las sensaciones que nos produjo. Seguramente nos sentimos alegres, maravillados, en algún sentido ilusionados y siempre felices por sorprender o ser sorprendidos.

La sorpresa, es una herramienta muy útil en el trabajo de ser feliz, algo que podemos usar a diario si tenemos la capacidad de trabajo y el ingenio suficientes. Gran parte del trabajo pasa por conocerse a sí mismo y a las personas de tu entorno, lo cual sumado a la inspiración y al ingenio, nos dará los elementos necesarios para sorprender a quien sea.

No estamos hablando de grandes movilizaciones, ni gastos, simplemente de cosas sencillas que nos pueden ayudar en el diario camino de la felicidad, tales como una pequeña acción que no esperan de nosotros, un cambio de indumentaria, un beso, una flor. Conócete a ti mismo y a los de tu entorno, agudiza tu ingenio y anímate a ser sorprendente.

¿Te conoces lo suficiente? ¿Conoces a las personas de tu entorno? ¿Quieres ser sorprendente? Pues adelante, inténtalo.

sábado, 12 de abril de 2014

viernes, 11 de abril de 2014

Singularidad, egos políticos y felicidad

Cada persona, cada familia, cada pueblo o ciudad, son una singularidad. Tenemos elementos que nos diferencian, más allá de los aspectos físicos, estéticos, etc., tenemos formas de expresión distintas, desde la pronunciación hasta el sentido de algunas palabras. Todas ellas suman al conjunto y aportan su cuota-parte de riqueza. Pero en lo básico, en lo importante, somos todos iguales, por más que algunos, hacen desmesurados esfuerzos para demostrar su diferenciación con los demás. Solo algunos políticos, seguramente con grandes intereses económicos detrás y sus ansias de poder, alimentan y trabajan duramente en ello, dejando de lado lo que realmente importa, la gente que vota y sus necesidades singulares, que no pasan por diferenciarse de los demás, pues ya son singulares, sino por lograr cubrir sus necesidades básicas para ser felices. El trabajo de los gobernantes, es hacer felices a los pueblos que le otorgaron el poder de administrar durante un tiempo, y deben atender esas necesidades singulares, desde un concepto general, que les sirva a todos.
Es hora de frenar algunos egos políticos, que basados en una historia tergiversada en el mejor de los casos, pretenden trascender (a pesar de sumir al pueblo en quijotescas batallas sin fundamento), cuando de otro modo, pasarían sin pena ni gloria.  

jueves, 10 de abril de 2014

Sujetos, objetos, felicidad

La palabra “recursos”, figurando en los nombres de los departamentos que tienen relación con la contratación, la capacitación, administración, etc. de personas en las empresas, así como en los nombres de empresas dedicadas a la selección, etc. de personas para otras, igualan a las personas con las máquinas, materias prima, los edificios, o el capital. En mi humilde opinión, las personas somos sujetos y las máquinas, etc. son objetos, por lo cual igualar y tratar ambos de la misma forma desde el punto de vista del lenguaje, es un primer foco de infelicidad. Hay que tomar conciencia, de que los colaboradores de una empresa, son quienes hacen uso de los distintos recursos de la empresa (máquinas, materias prima, capital, etc.), para agregar valor a todos ellos, dando satisfacción a los clientes de la empresa y de ese modo generar felicidad en todas las partes.
En conclusión, esos sujetos que forman parte de los equipos de trabajo, que con su esfuerzo, capacidad e inteligencia, llevan a buen puerto los diferentes emprendimientos, uno de esos sujetos a quien algunas empresas consideran un recurso, puedes ser tu.

¿ Te consideras un recurso?

miércoles, 9 de abril de 2014

Delegar, darse cuenta y felicidad

Algo que afecta de manera muy importante a las pymes y también a organizaciones de mayor envergadura, es la incapacidad de sus directores y/o directivos para delegar.Ya sean tareas muy simples o no, tienen que hacer todo, pues nadie hace las cosas como ellos. 

Ésto limita las posibilidades del emprendimiento, pues esas personas, que en muchos casos son quienes iniciaron la actividad, luego de un tiempo se transforman en el freno de la empresa. 

Este hecho muchas veces nos extraña, pues normalmente son personas con una gran capacidad de trabajo, con amplios conocimientos y con una importante inteligencia práctica, pero no tienen suficientemente desarrollada su inteligencia emocional. Generan un clima negativo entre sus colaboradores y se entra en un circulo vicioso y decadente.

Delegar implica confiar en los demás, capacitarlos, involucrarlos, generar un clima positivo, espíritu de equipo, ilusión, felicidad y motivar. Significa ser un director eficaz y eficiente, que sabe aprovechar su tiempo, su talento y el de los demás, con lo que logra aplicar las mejores decisiones en los momentos más adecuados y con la fuerza necesaria, logrando la combinación perfecta para el éxito.

¿Sabes cuales son tus puntos fuertes y débiles, tus fortalezas y carencias? ¿Estás dispuesto a darte cuenta? Darse cuenta es el primer paso, requiere de mucho trabajo personal y en muchos casos, ayuda de otras personas, permite que te brinden sus conocimientos. 

martes, 8 de abril de 2014

Juegos y felicidad

Una forma muy útil para ejecutar el duro trabajo de ser feliz, son los juegos. Introducir juegos divertidos en las tareas diarias, ya sea en el desempeño del trabajo profesional, en el hogar, con la pareja, con los amigos, hacen los momentos más amenos, alegres, ilusionantes, motivantes y predisponen nuestro entorno hacia la felicidad. Ser feliz como un niño, requiere aprender nuevamente a jugar como lo hacíamos entonces, con lo cual habremos ganado mucho terreno, a la hora de mejorar otras capacidades que requieren de olvidarnos algunas cosas, para hacer lugar a otras nuevas.
¿Té gusta jugar? ¿Estás en condiciones de hacerlo sana e inocentemente?

Pues hay que animarse a dar un paso hacia la alegría, la ilusión y la felicidad, te hará bien y a todos quienes te rodean.

lunes, 7 de abril de 2014

Líderes, héroes y felicidad

Las empresas y los distintos tipos de organizaciones, necesitan dirigentes que además de tener los conocimientos requeridos para el cargo, (algo relativamente fácil de constatar), sean capaces de dar ejemplo y de grandes sacrificios, con lo que se muestra el camino, audaces y valientes, indican la osadía y la resolución para encarar esos caminos, entre otras cosas, así como poseedoras de una gran dosis de sentido común e inteligencia práctica, con las que se puede discernir hacia donde van o pueden ir los acontecimientos, e inteligencia emocional, para entender a los demás y ser capaces de involucrarlos, motivarlos y hacerlos felices en el camino emprendido. En éstos puntos, radica gran parte de la capacidad de liderazgo de una persona, y no es sencillo de valorar a priori, es algo así como la heroicidad, que solo se puede mostrar en las ocasiones que lo requieren, en el campo de batalla.

sábado, 5 de abril de 2014

Feliz fin de semana-nice weekend

A todos quienes visitan y siguen mi blog, les deseo un excelente fin de semana, y que trabajen duro para ser felices!!!! Un fuerte abrazo.

I hope you have a nice  and happy weekend!!!!! I send a hug to you




viernes, 4 de abril de 2014

Feliz como un niño 2

El principal objetivo en mi lista y desde hace algunos años, es ser lo más feliz posible siempre. Para ello trabajo duramente cada día de mi vida. Hay que recordar nuestra infancia, plagada de momentos felices, fruto de aquella inocencia, de la capacidad de asombro, de la ilusión, la sorpresa, la alegría que nos producían las pequeñas cosas y logros obtenidos en base a nuestro esfuerzo personal y la orientación y ayuda de nuestros mayores. Con aquellos recuerdos, hago mi composición mental, y pongo todos mis sentidos y voluntad a ejecutar las acciones necesarias para el cumplimiento del objetivo, ser feliz. Como todos, hay trabajos o actividades que no me gustan, pero que igualmente tenemos que hacer por diferentes razones, aquí aplico la dosis necesaria de alegría, optimismo y voluntad para superar el punto crítico de rechazo a esas tareas, con lo cual hago un aporte muy importante a mi autoestima, por el hecho de haber superado esos escollos, y como consecuencia un gran aporte al objetivo de ser feliz como un niño.

jueves, 3 de abril de 2014

Líderes, promesas y felicidad

En todos los órdenes de la vida, crear falsas expectativas, es un generador de frustración e infelicidad. Hay que tener claro, sobre todo a nivel de los líderes políticos, económicos, empresariales, sindicales, etc., como así también a nivel personal y familiar, que una promesa debe ser asumida de forma responsable, y con la seguridad de poder cumplirla, siendo consciente que su no cumplimiento, producirá desilusión, desmotivará a nuestro entorno, será un foco de malestar y antipatía, en definitiva se producirá un ambiente poco propicio para la felicidad. Aquí tenemos una de las principales tareas de los líderes, anticiparse al futuro sin falsas expectativas, con sólidos conceptos éticos y morales, creando las condiciones, creando el ambiente propicio para la felicidad, con ello el futuro se hará sobre una base sólida y optimista.

miércoles, 2 de abril de 2014

Nuevas tecnologías y felicidad

Nosotros y todo lo que nos rodea, estamos formados por pequeñas partículas, que sumadas van dando dimensión y complejidad a las cosas, y que a su vez son partículas de algo más complejo. Esto nos sugiere, que un pequeño cambio en lo micro, es capaz de engendrar una mutación o cambio en lo macro, y nos lleva a la importancia de lo elemental y básico, en la solidez de una estructura de gran magnitud.
Las cosas simples, que nos hacen fuertes, desde lo básico como el alimento, la contención, el amor y cariño, los valores éticos y morales, que moldean el carácter, fortalecen nuestro espíritu, y hacen un todo feliz, soporte de todas las demás macro-estructuras sociales, empresariales y políticas. La partícula individual, dentro de la familia, la tribu, la sociedad, esos paradigmas que se supone amenazados por las nuevas tecnologías, seguramente continuarán, pues lo que esas nuevas tecnologías aportan es una nueva forma de relacionarse, que no está reñida con las viejas formas y que también aportan a la felicidad individual y colectiva. Son herramientas, como en su momento lo fue la rueda, algo que nos ayudará si lo utilizamos correctamente, en la búsqueda del ansiado bien común, la felicidad. Aunque mas utilizado, puede generar otras cosas, pues toda partícula tiene su anti-partícula, algo que también es necesario y revulsivo.

martes, 1 de abril de 2014

Tiempo y felicidad

Haciendo un simple análisis de como usamos las horas del día, 8 horas las destinamos a dormir, higiene, etc., 12 horas en actividades laborales y sus desplazamientos, 2 horas en compras y trámites con relación a la administración de nuestros recursos y las 2 horas restantes, a actividades de ocio, hobbies, etc., si no tenemos hijos, pues si los tenemos, la agenda la imponen ellos. En todo caso, debemos trabajar para ser felices en todo momento, hasta cuando dormimos, a lo que destinamos gran parte de nuestra vida, propiciando sueños agradables y placenteros. El otro aspecto al que dedicamos gran parte de nuestra vida es el trabajo y los desplazamientos, por tanto debemos hacer un esfuerzo adicional, y aprovechar ese tiempo también para ser felices, implica un gran trabajo mental, entre otras cosas para aprovechar correctamente el tiempo, lograr las cosas que nos hemos propuesto, eliminando las perdidas de tiempo en tareas y actividades banales, que no aportan nada ni a nuestro trabajo, ni al objetivo de ser felices. La felicidad es producto de un trabajo duro y constante de nuestra mente y nuestra voluntad, es un aprendizaje constante y una metamorfosis permanente, y nos brinda los mejores instrumentos para encarar el futuro, viviendo cada instante lo mas intensamente posible.